Logotipo del Portal de Artesanía de Castilla y León; Ir a página principal

Ayudas de 200.000 euros a la Artesanía

Fuente:

diariodevalladolid.es

Descripción:

Economía retoma las subvenciones a una actividad «que favorece el arraigo en el medio rural», afirma Pilar del Olmo.

Fecha de publicación de la Noticia:

9 de marzo de 2016

Contenido:

La Junta de Castilla y León retoma las ayudas a la actividad artesana, paralizadas desde el inicio de la crisis económica. Convocará «pronto» subvenciones a este sector, mediante una línea dotada con 200.000 euros, dirigida a impulsar proyectos de modernización y mejora de la gestión de los talleres artesanos. Así lo anunció ayer en Portillo la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo.

Aunque la artesanía sea una actividad tradicional, «tiene que incorporar las nuevas tecnologías en todo aquello que pueda mejorar su producción y comercialización, sin que pierda su naturaleza», aseguró Del Olmo. Uno de los retos de cara al futuro es «hacer que el sector sea rentable y competitivo, para que perviva en el tiempo».

Del Olmo presidió en Portillo un acto con motivo de la reciente declaración del municipio como ‘Zona de Interés Artesanal’, la primera, y por ahora la única de Castilla y León. Se trata de una distinción otorgada por la Junta mediante Resolución de 9 de noviembre de 2015, de la Dirección General de Comercio y Consumo. Con ella «la Junta pretende apoyar a este sector y contribuir a la promoción de los profesionales asentados en esta localidad de arraigada tradición alfarera», explicó la consejera.

Las ayudas estarán dirigidas a pequeñas y medianas empresas artesanas de la Comunidad, tanto establecimientos en funcionamiento como de nueva creación, que tengan reconocida la condición de taller artesano o, en su caso, hayan solicitado esta acreditación. Su objeto es incentivar la introducción de mejoras en sus sistemas de producción y/o gestión, así como en la comercialización de sus productos, sobre la base de la incorporación de tecnologías de la información y la comunicación.

Entre las acciones financiables, se incluyen la adquisición y montaje de maquinaria vinculada al proceso productivo; los servicios de apoyo a la instalación y puesta en marcha de modelos de gestión automatizada y venta online, y la formación necesaria para su optimización. La cuantía de la subvención individual para cada iniciativa podrá alcanzar el 30% del presupuesto aceptado, sin superar los 15.000 euros.

Tendrán prioridad los establecimientos de nueva constitución por su capacidad para generar puestos de trabajo. Se primarán los proyectos que se ubiquen en el medio rural –la puntuación será mayor cuanto menor sea el tamaño del municipio en términos de población–.

La importancia del sector, con 7.000 profesionales, la mayoría arraigados en el medio rural y con una gran presencia femenina, «justifica el apoyo del Gobierno autonómico al sector», señala la Institución regional, «y en este contexto se enmarca el reconocimiento de la Consejería a Portillo como Zona de Interés Artesanal de Castilla y León, a petición de la mayoría de los talleres artesanos de la localidad inscritos en el Registro autonómico, dentro de la actividad alfarería».

El reconocimiento se escenificó ayer con la entrega de una placa al Ayuntamiento. Está regulado por el Decreto 74/2006 de 19 de octubre. Acredita que Portillo cuenta con un colectivo artesanal activo y homogéneo, con una tradición que se remonta a varios siglos atrás, manteniéndose de forma ininterrumpida hasta la actualidad.

La alfarería es una de las actividades económicas más importantes del municipio, que cuenta con la mayor densidad de talleres reconocidos, una decena según el Registro. Pero además, como destacó la consejera, la artesanía de Portillo se destaca también por la fabricación de dulces, especialmente sus conocidas pastas. Otro producto arraigado en la localidad, aunque éste ya más propio de la agricultura, es el ajo, que cuenta con una feria propia.

Al acto acudió ayer el presidente de la Diputación provincial de Valladolid, Jesús Julio Carnero, quien destacó que de esos 7.000 artesanos de Castilla y León, 1.000 son de Valladolid. También puso de manifiesto que en esa lista «no están incluidos los que se dedican a la artesanía alimentaria, que incrementarían el número exponencialmente». Carnero recordó también el impulso de la Institución provincial a la artesanía, con la creación del centro ‘Artis’ donde se asientan 14 talleres, que sirve de punto de encuentro del sector y como centro museístico de la alfarería.

El alcalde de la localidad, Juan Ignacio Álvarez, destacó la alfarería como «el oficio más antiguo del mundo, ya que Dios, según cuenta el Génesis, creó al hombre del barro», de lo cual se deduce que «antes incluso de que existiera el hombre, ya había un alfarero». Los presidentes de la Asociación de Alfareros, Javier Velasco y de la Federación de Artesanos de Castilla y León, Miguel Ángel Tapia, valoraron el reconocimiento y el nuevo impulso a la actividad artesana.